Breve proyecto de las soluciones imaginarias

Trascender desde la Patacreatividad y otras paradojas (PARTE II).

Trascender desde la Patacreatividad y otras paradojas

Fomentar la creatividad mediante un argumento patafísico como lenguaje diferenciador para contrarrestar las manifestaciones ilógicas del ahora, es buscar las conexiones habituales que arroja la vida. Una unión que permite otorgar nuevos significados, ver más allá y encontrar las singularidades de una creatividad especial, la Patacreatividad.

(la otra parte)

.

Dentro de todos los antecedentes y posibilidades imaginarias que podemos encontrar en la Patafísica, uno de los principios más importantes se basa en la unidad de los opuestos.

Uno de los casos más destacables ocurrió en 1913, cuando Marcel Duchamp expuso su Rueda de bicicleta. Una obra realizada mediante elementos sacados de la realidad más ordinaria y cuya visión era conectar con el infinito e ir más allá a través del tiempo a través del giro de la tierra, que representaba la rueda de la bicicleta. Rudimentaria o no, entendida o tal vez burlesca, Duchamps, desde su propuesta lanza la idea de unir los opuestos. Juntar diferentes contextos y demostrar que sí se pueden unir distintos mundos. De paso rompe las convenciones del arte y va más allá de lo que visualmente era, hasta ese momento, aceptado. 

Esta conexión es la que nos permite ver las cosas un poco más allá de la realidad y de encontrar las singularidades de la vida. Esto es la Patacreatividad.

Patacreatividad

La Patacreatividad es la unión entre Patafísica y Creatividad y busca la conexión en las rarezas de la vida cotidiana. Para entender mejor este concepto será mejor explicarlo con Tenecharas y Cucharachillos.

Reacciones y actos de patacreatividad que involucran una conexión entre dos objetos cotidianos creando un nuevo significado, el cual se fortalece con el vigor de la palabra, una palabra extraña, distinta que nace de la nada y que lleva a reaccionar de cierta manera por medio de sencillas conexiones habituales. Una sonrisa espontánea que se ríe de lo absurdo. 

Todo esto es un acto de creatividad. Aquella facultad de encontrar soluciones a los problemas, una forma de pensar cuyo resultado es un producto que tiene a la vez novedad y valor. Y esta es la finalidad de este proyecto de pensamiento. Fomentar la creatividad.

Conclusión

Por lo general los proyectos ofrecen soluciones reales y concretas, herramientas para facilitar la vida, pero como se mencionó en un principio, bajo el contexto de trascendencias y olvidos ilógicos, es muy lógico que existan otras soluciones, como este “Breve proyecto de las Soluciones Imaginarias”.

El objetivo de este proyecto que nació de una inquietud, se transformó en una propuesta de motivación personal como reacción ante aquellas provocaciones visuales e informativas que recibimos a diario. Aunque el objetivo principal es experimentar la creatividad de una manera directa e inmediata, también se busca explorar y aportar con lenguajes diferentes que apelen a los estados anímicos, estimulando la gracia cotidiana, la conexión espontánea, azarosa y disparatada, pues en este imaginario lo más absurdo, puede llegar incluso, a ser lo más significativo. 

Aunque sin desmerecer las soluciones reales, las soluciones imaginarias pueden ser el inicio de incentivos mayores que llevarán a terrenos de creatividad inagotable. Nuevas conexiones de autodesarrollo unidas a nuestra capacidad creadora que todos llevamos dentro. Una facultad creativa que está al alcance de todos, en cualquier momento y sin límites de tiempo, ni espacio. Un paraíso patafísico por descubrir.

Invitación

La invitación es a participar del trabajo de ejercitar la mirada buscando la rareza que reside en lo cotidiano, sabiendo que hasta lo más oculto y extraordinario está allí, listo para ser descubierto. Ver el mundo de otro modo. Imaginar mapas que hagan ver la realidad de otra manera, con ciudades ocultas, como nuestra creatividad y que solo hay que escarbar un poco para sacarlas a luz. Desarrollar el lado más imposible y el lado más patafísico, con el único objetivo de fomentar las capacidades creativas que todo ser humano tiene, acaso el mejor estilo de perduración y trascendencia. Creer en la propia patacreatividad.