Categorías
Crear

¿Qué es la creatividad?

Polimorfismo puro

Definir la creatividad es lo más parecido a explicar la Nada, o más bien el Todo. Conceptos que se trasladan hacia ideas inconmensurables en medio de realidades tan terrenales como esta. ¿Qué es la creatividad entonces? Polimorfismo direccional, polimorfismo perceptual; muchas formas de ir, muchas formas de ver, pero en medio de estas indefiniciones, quedan ideas e investigaciones, sensaciones y prácticas que finalmente aportan lucidez. Por lo demás, ¿quién dijo que la creatividad haría todo más fácil?

Seguramente emplearíamos gran parte de nuestro tiempo intentando definir la Nada. A modo personal, han significado bastantes horas de ocio tratando de dilucidar la falta de existencia, en contraste con un Todo que siempre existe y que consume esas mismas horas de improductividad pensando que debería pensar en otras cosas. Infinitas faltas de lógica y, que en fin, son inconmensurables en cualquier tiempo. 

Pero, ¿qué tiene que ver la creatividad con todo esto? Exactamente Nada y Todo al mismo tiempo. Acostumbrados a dividir la realidad en dos esferas, también surge la necesidad de dilucidar este concepto y encajarlo de algún modo en todo este esquema de totalidad. Y seguramente también emplearíamos gran parte de nuestro tiempo intentando definir la creatividad. 

Buscamos sentido y por eso surgen estas dudas. ¿Acaso la creatividad también tiene su opuesto vital? o es que ¿estamos en presencia de un fenómeno único? 

Se trata de buscar una definición de creatividad, una lógica que aporte sentido y bien sabemos que para ello hay que indagar en el origen. Por experiencia humana comprendemos que muchas sensaciones surgen cuando se intenta buscar un punto de partida, e iniciar un camino de descubrimiento puede ser el punto cardinal. Todo se arroja hacia una búsqueda, la búsqueda de algo y aunque muchas veces ese algo es incierto, con tan solo experimentar la idea de búsqueda, es suficiente para proseguir en esta trayectoria vital.

La creatividad está muy cerca de todo esto; si es que no ha quedado ya de manifiesto en algo su definición, pues todo lo anterior podría darnos su significado. Búsqueda, origen, sentido, algo. Creatividad que según se aprecie, puede ser pregunta y respuesta a la vez. 

.

Creatividad polimórfica

Esta idea de inconmensurabilidad, sin duda, tiende a un Todo. Una naturaleza por esencia polimórfica que puede adoptar muchas definiciones, incluidas las que se pierden en la Nada. Esto es porque comprender la creatividad es un ejercicio tan polimórfico como el concepto mismo. 

Muchos han sido los ámbitos que se aproximan al estudio de la creatividad, y aún continúan los intentos de análisis —como éste sin ir más lejos—. Y es porque seguramente seguimos en marcha, buscando el origen o preguntando por el sentido de todo. Siempre el algo más impulsa a algo más, y si bien aún no hay certezas de mucho, haría bien creer que la creatividad cumple el papel más importante en el origen de este Todo

Siempre el algo más impulsa a algo más, y si bien aún no hay certezas de mucho, haría bien creer que la creatividad cumple el papel más importante en el origen de este Todo

Según estos antecedentes quedaría en evidencia el carácter especial de la creatividad y que en cuyas características descansa no solo un anhelo de descubrimiento o respuestas, sino también un gran poder de transformación a un nivel de omnipotencia. 

Pero este carácter especial de la creatividad que esconde a simple vista atributos del mismo modo que los manifiesta, ¿cómo relaciona su poderosa identidad transformadora con una experiencia personal limitada? 

.

Creatividad e imposibilidad

Como punto de partida, debemos comprender la imposibilidad de ciertas cosas —la misma realidad sería una de ellas, incluso—. Comprender la creatividad calza igualmente en esta imposibilidad, y no es falta de iniciativa humana, solo es la dificultad de abarcar conceptos tan complejos de medir y la imposibilidad de valorar conceptos tan amplios para la simple comprensión humana. 

Pero como se ha expresado, en medio de estas incertezas e indefiniciones, quedan ideas e investigaciones, sensaciones y prácticas que finalmente aportan lucidez. Y con esta óptica consciente, no olvidaremos que todo lo que surja hasta ahora, solo serán pequeñas contribuciones ante este manto de imposibilidad.

Esta idea de incertidumbre e indefinición poderosa que sirve como motor persiste, y se expresa en las ideas de Margaret Boden, pensadora e investigadora británica, quien expresa que la creatividad es aparentemente un misterio porque existe en ella algo paradójico, algo que hace difícil imaginar cómo es tan siquiera posible. Para esta autora en su libro La mente creativa, la creatividad no es solo ininteligible, sino estrictamente imposible (1990). 

…la creatividad es aparentemente un misterio porque existe en ella algo paradójico, algo que hace difícil imaginar cómo es tan siquiera posible.

Boden recalca esta imposibilidad desde el papel de las ciencias cognitivas, sosteniendo que la creatividad es el resultado, no de reglas que conocemos, sino de otras que desconocemos y que por lo tanto no se pueden prever. 

En esta misma perspectiva, Nicholas Christakis, investigador y sociólogo estadounidense, asevera que muchas de las cosas del mundo poseen propiedades ausentes en sus diferentes partes. Y para entenderlas no basta con separarlas, se hace preciso observar el modo en que interactúan con el Todo. Con esto se deja claro que en materias de certezas, pocas son las luces que se vislumbran. 

.

Creatividad interdisciplinar

Mucho se ha investigado sobre creatividad, pero no tanto como se supondría. Dentro de todo, la creatividad es un concepto relativamente reciente en la escena histórica. Una disciplina de estudio solo posterior al auge de nuevos modelos de sociedad basados en mercados y consumos. Sin embargo, la idea ha rondado en los ánimos de la historia desde los orígenes, solo que antes nunca fue objeto de investigación.

Por esta misma razón, gracias al surgimiento de nuevos descubrimientos, hoy se puede hablar con mayor conocimiento. Las definiciones que han surgido desde distintas disciplinas del saber durante los últimos cincuenta años, han aportado grandes aproximaciones dentro de campos conceptuales específicos.   

Se tiende a relacionar la creatividad como el acto propio del artista. Un término envuelto de mitos e idealizaciones, que sin dejar de tener alguna validez puntual, no permite ver de un modo cabal las múltiples capas con las que está formado. Ciertamente expandir las perspectivas frente a tantos campos de estudios de la creatividad, hará la experiencia más trascendental. Y esto debería ser siempre el objetivo principal.    

Ciertamente expandir las perspectivas frente a tantos campos de estudios de la creatividad, hará la experiencia más trascendental.

La creatividad desde las disciplinas de las artes, las comunicaciones, el diseño o la publicidad, es una capacidad indispensable, casi un mandato para ofrecer originalidad, eficiencia o valor. Pero establecer significados desde aquí resulta limitado; no es sino desde una visión integral que ofrecerá otras perspectivas de entendimiento. Una visión que desde las áreas científicas y humanistas se hace necesaria. 

Entonces es imposible analizar la creatividad sin una visión completa de disciplinas. No se puede pasar por alto la visión de científicos y pensadores que han hecho grandes contribuciones en esta materia. Hoy la creatividad es objeto de estudio desde las áreas científicas, las ciencias cognitivas, la psicología o la neurociencia; y también es revisada desde las áreas humanistas, como la filosofía, la sociología o la antropología. 

.

Creatividad como raíz

Por consiguiente, se pondrá el énfasis en una búsqueda integral de significados sin desmerecer ninguna, pues se entiende cierta naturaleza de imposibilidad, por lo demás, la creatividad es una práctica aún por descubrir y por lo tanto, aún existen muchas materias por desvelar. No en vano aún se investiga, se fomenta, se escribe y sobre todo, se busca persistentemente. 

Pero se hace necesario, sin embargo, volver a remarcar la búsqueda de un origen, pues como se advierte, comprendemos muchas cosas cuando se intenta buscar un punto de partida que sirva en las búsquedas de ese algo.

En este aspecto, es valiosa la interpretación que desde las ciencias realiza Edward Osborne Wilson, destacado biólogo estadounidense, que en su obra Los orígenes de la creatividad, aborda sobre los puntos de partida de la experiencia humana. Asevera que las dos grandes ramas del conocimiento, tanto las ciencias como las humanidades, son complementarias y ambas tienen sus raíces en la creatividad humana y que desde un punto de vista evolutivo, comparten el mismo origen y los mismos procesos cerebrales de creatividad (2017). 

Con esta descripción queda en evidencia cierto germen que puede dar paso a suponer que la actividad creadora es la que lo impulsa todo. Funciona como motor humano y es la que se encarga de presidir todo este esquema hacia un devenir mayor de conocimiento.

…la actividad creadora es la que lo impulsa todo. Funciona como motor humano y es la que se encarga de presidir todo este esquema hacia un devenir mayor de conocimiento.

Esta idea como base trae consigo un elemento primigenio. No adopta ninguna posición especial y no forma parte específica de alguna disciplina u otra. Pero sobre todo, actúa poderosamente como gestor. Es lo que podría definir mayormente una sustancia y es lo que hace pensar que estamos en presencia de un fenómeno único. Es cuanto más se acerca a esta especie de indefinición, de un algo; y que perfectamente podría significar conformar parte de un Todo.

.

Creatividad humana

Comprender la creatividad como las raíces del conocimiento, sirve como pilar principal para comprender el origen de nuestra cultura. Todo conocimiento, toda experiencia lleva consigo el germen de la creatividad. Esto nos permitirá dirigir hacia otras definiciones más conocidas y que ayudarán a complementar visiones. 

Bajo esta definición, una idea en la que existe completo consenso, es que la creatividad es un rasgo único de nuestra especie. Esta capacidad surge de la conciencia, de una naturaleza humana que según Wilson alcanza un cuarto nivel de desarrollo evolutivo mediante el lenguaje simbólico; y como tal, la creatividad es la única capacidad que distingue absolutamente al Homo Sapiens de los demás animales. 

…la creatividad es la única capacidad que distingue absolutamente al Homo Sapiens de los demás animales. 

Esta misma visión biológica es la que aporta António Damásio, neurocientífico portugués, en su libro Y el cerebro creó al hombre, al considerar que la única especie creativa, en el estricto sentido de la palabra, es el ser humano. Desarrollamos la creatividad como respuesta a problemas que necesariamente pasan por el razonamiento, las imágenes sensoriales y la memoria; y esto es lo que nos diferencia básicamente de los otros primates. 

La esencia de la creatividad es un proceso único de razonamiento humano, formal o intuitivo, que se aplica hacia un problema. Todo esto ocurre en el cerebro, quien guarda directa relación con el pensamiento y con los procesos conscientes donde podemos crear todo lo que queramos. Por lo tanto, sin la conciencia humana la creatividad simplemente no se habría desarrollado. Sin la participación humana, la creatividad no existiría. 

Este lenguaje único que surge de una conciencia única, tiene como objetivo último comprendernos a nosotros mismos. Qué somos, cómo llegamos a ser y qué destino determinará nuestra futura trayectoria histórica. Es decir, tiene una estrecha relación con nuestra condición humana; nuestra identidad, nuestra historia y todos nuestros deseos, motivaciones y sueños de futuro.

.

Creatividad social

El objetivo último de la creatividad es comprendernos a nosotros mismos. Según esta certera y estimulante descripción desde las ciencias, la actividad creativa se acerca bastante a una concepción integral de humanidad. Y sin dejar de lado a las humanidades ni a las disciplinas artísticas, todas coinciden en que en todas existe un importante papel social. La sociedad y un contexto con sus múltiples interacciones. 

En este aspecto es relevante la visión de uno de los especialistas en creatividad, Howard Gardner, psicólogo e investigador estadounidense, acerca de la relación imprescindible de la creatividad con un contexto social, quien asevera que no importa cuánto talento tenga un individuo, si no puede conectar con un campo y producir obras que sean estimadas por el ámbito correspondiente.

La misma visión comparte Mihály Csíkszentmihályi, psicólogo estadounidense de origen hungaro especialista en pensamiento creativo, quien sostiene que la creatividad no sucede en una mente aislada, sino en la interacción con un contexto sociocultural. Propone así un campo en el que el individuo está trabajando, un ámbito de expertos y entendidos que evalúan los trabajos del campo de una persona que crea. 

.

Creatividad existencial

Desde otra perspectiva, pero siguiendo la misma lógica antropológica, la creatividad cumple un rol de autodesarrollo. Un punto de vista con ribetes de profundidad y que está relacionado con las diversas disciplinas humanistas del conocimiento humano. Ideas que ponen por delante la experiencia individual, ensalzando la búsqueda personal y estableciendo la existencia humana, real y trascendente como protagonista.

Abraham Maslow, psicólogo estadounidense y reconocido por sus teorías de las necesidades, es un claro exponente de esta visión humanista. Pensamiento que se ve reflejado en sus obras La personalidad creadora o El hombre autorrealizado. De este modo sostiene que el concepto de creatividad y el de persona sana, autorrealizada y plenamente humana resultan ser lo mismo, afirmando que el hombre solo está sano cuando se autorrealiza creativamente. 

…el hombre solo está sano cuando se autorrealiza creativamente. 

En esta misma vía, resulta inevitable traer desde la filosofía el pensamiento de Friedrich Nietzsche. El filósofo alemán manifiesta en sus obras la necesidad de llevar a las personas más allá de sí mismas mediante el desarrollo de una voluntad mayor que nace únicamente del ser humano. Este impulso vital, que solo surge de una personalidad libre y creadora, alcanza su apogeo en su obra Así habló Zarathustra, en donde demuestra que solo mediante la creación, el espíritu alcanza la plenitud.

.

Creatividad como novedad

En este ejercicio de exploración, intento dar lugar a distintas visiones de la creatividad desde diversas disciplinas y autores, y aunque existe una amplia bibliografía al respecto, de los más variados alcances y aproximaciones, establecer una sola definición es una tarea compleja.

Sin embargo, existe una noción en donde aparece un amplio consenso desde todas las disciplinas del conocimiento; y es que la creatividad está ligada a la novedad

Según la Real Academía Española, el término creatividad es la facultad de crear, la capacidad de creación. Concepto relacionado con la acción de crear o producir algo de la nada. Establecer, fundar, introducir por vez primera algo; hacerlo nacer o darle vida.

La creatividad entonces adquiere sus definiciones en la idea de lo nuevo. Se entiende como algo que antes no existía y que ahora se manifiesta; ya sea de manera totalmente nueva o de manera parcial, pero que se presenta de manera novedosa por primera vez.

La creatividad entonces adquiere sus definiciones en la idea de lo nuevo. Se entiende como algo que antes no existía y que ahora se manifiesta;

Esta definición relacionada con lo nuevo coincide en diversos autores. Para Boden, la creatividad es capaz de crear un nuevo espacio conceptual, una idea novedosa respecto a toda la humanidad. Para Wilson es la búsqueda innata de la originalidad, una fuerza impulsora, un amor instintivo por la novedad. Según Damásio, la creatividad es un proceso nuevo de razonamiento que involucra imágenes sensoriales y memoria. 

Por otro lado, Gardner expresa que es un nuevo resultado que integra el conocimiento de un tema concreto y las experiencias, emociones y sorpresas, sobre todo de aquellos que vienen de la infancia. Según Csíkszentmihályi, la creatividad es un tipo de actividad mental convertida por un individuo que cambia un campo ya existente en uno nuevo.

Continuando con la visión de Maslow, la creatividad tiene que ver con un nuevo cambio de ritmo en la historia, con el surgimiento de una nueva persona que se sienta a gusto con el cambio y lo disfrute, es decir una persona de creatividad constante. Según Nietzsche, el camino de la creación tiene que ver con la transformación de los valores. Nuevas ideas y horizontes para nuevos objetivos de trascendencia humana.

.

Creatividad final

A lo largo de esta exploración ha surgido ciertamente una cuota de claridad y sentido. Siempre al final de un recorrido, por muy breve y poco ambicioso que parezca, se observa un inicio y contrasta con un término de trayecto, y surge una agradable y reveladora sensación de haber descubierto nuevas perspectivas; supongo que en definitiva es lo más cercano a experimentar de cerca la creatividad.

Pero por pocas o muchas que sean las aspiraciones por este lado, y por parte de los especialistas que se dedican profesionalmente a investigarla, o por el lado de las personas que buscan permanentemente conectar con algún grado de novedad, el trayecto seguirá siendo un enigma, una imposibilidad y una paradoja cubierta de novedad, —aunque paradoja al fin y al cabo—. De todos modos, gran parte del tiempo empleado en investigar o experimentar la creatividad, resulta apasionante explorar y encajarla en un esquema de totalidad humana.

…el trayecto seguirá siendo un enigma, una imposibilidad y una paradoja cubierta de novedad, —aunque paradoja al fin y al cabo—. 

Seguramente emplearíamos gran parte de nuestro tiempo intentando definir la Nada y el Todo, pero surge certera la definición que la creatividad se ubica en medio de estas dos dimensiones. Como una naturaleza intermedia que se abre camino entre dos esferas desconocidas con el propósito de ofrecer una realidad

Porque si intentamos definir ideas inconmensurables, es muy probable que también respondamos con ideas inconmensurables. Ideas amplias, de muchas formas, paradójicas, trascendentales y que surgen como pregunta y respuesta a la vez. Así es la creatividad, y el trayecto acaba de empezar.

BIBLIOGRAFÍA

BODEN, M. (1994) La mente creativa. Barcelona: Gedisa Editorial.
CSÍKSZENTMIHÁLYI, M. (1998). Creatividad. Barcelona: Paidós.  
DAMASIO, A. (2010). Y el cerebro creó al hombre. Ediciones Destino.
GARDNER, H. (2010). Mentes creativas. Barcelona: Paidós.
MASLOW, A. (1983). La personalidad creadora. Barcelona: Kairós. 
NIETZSCHE, F. (2017). Así habló Zarathustra. Austral, Planeta. 
OBRADORS, M. (2017). Creatividad y generación de ideas. Aldea Global.
WILSON, E. (2017). Los orígenes de la creatividad. Editorial Crítica.