Lógicas ilógicas

Después de todo, el orgullo recae sobre lo persistente, aquello que pensamos y sentimos de verdad

Publicada el
Categorizado como Abrir